Revestimiento como diferencial

En Puerto Madero, barrio de la Ciudad de Autónoma de Buenos Aires de enorme auge inmobiliario, se yergue un edificio con una piscina muy particular. Con vista a la reserva ecológica, en el último piso de la torre se construyó una pileta cuya principal característica es su revestimiento veneciano íntegramente de color rojo.

El espacio fue concebido como un lugar de relax privado, donde el dueño y los invitados pueden disfrutar no solo de la vista panorámica sino también del calmo ambiente. Este espacio acuático se encuentra elevado respecto de la línea de terraza, donde predominan las líneas rectas y formas rectangulares. Lo componen un hidromasaje cuadrado de 2,4 m X 2,4 m con una profundidad de 95 cm y una piscina, a la cual rebalsa, de 12 m de largo por 2,40 m de ancho y 63 cm de profundidad.

El método de construcción utilizado fue el hormigón armado in situ, con doble malla de trama 15 X 15 y diámetro de 6 milímetros, revestido de venecitas rojas y previsto de borde atérmico con doble terminación de color gris claro. El tiempo de ejecución fue de 40 días, entre los meses de septiembre y diciembre del año 2013.

El conjunto elevado de piscina e hidromasaje está rodeado por un deck de madera semi opaca que se extiende por el resto de la terraza. El hidrormasaje cuenta con cuatro posiciones con seis hidrojets cada una equipada con una bomba de 3hp y una turbina de 1,3hp como soplador y aireador de piso para pies. La piscina está equipada con una bomba de 0,5 hp con filtro a base de arena, dos retornos, una para barrefondo y un skimmer para el hidromasaje. Los artefactos de iluminación son de acero inoxidable previstos con plaquetas led que, por medio del control remoto, bridan diferentes efectos de luz. La calefacción se efectúa a través de paneles solares ubicados en un sobe techo en otro extremo del edificio.

La pileta se complementa al gran asador y larga mesada, también construida con venecitas de color negro. Como próximo paso, se planea la instalación de una moderna glorieta y sillones de exteriores. La combinación del particular color de revestimiento, junto a los efectos lumínicos y el cálido deck hacen que éste sea un lugar de ideal para el esparcimiento y relax en los atardeceres porteños.

 

Posts Relacionados