Historias Refrescantes

Sabemos que se acercan los días de nuestro radiante verano y deseamos disfrutarlo en espacios frescos; por ejemplo a orillas de un río o mar, o sentir la brisa del campo en nuestras caras. Pero no siempre podemos pues nuestras obligaciones laborales nos hacen permanecer en las grandes ciudades, donde el clima es caluroso y húmedo.

Todo tiene solución. Porque entre el verde y el agua existe el “Aire” y mientras permanezcamos en las oficinas, en nuestros hogares o en espacios cerrados, el aire podemos manejarlo a nuestra voluntad a través de los Sistemas de Confort. Como ya se darán cuenta, hablamos del Aire Acondicionado. Este invento nacido en la década del ’30 del siglo pasado tuvo una gran evolución hasta nuestros días, donde ya está al alcance de una porción importante de la población.

En un principio fueron los grandes edificios del Estado Nacional (como los ministerios, bancos, etc.) donde se realizaron instalaciones centrales de aire acondicionado muy importantes. Luego, las salas de espectáculos adoptaron estos sistemas seguido por los restaurantes con el objetivo de dar un mayor confort a sus clientes. Fue allí donde se introducen equipos centrales más pequeños con sus conductos y canales de distribución.

Para hacer esta tecnología más popular, las empresas fabricantes crean el famoso modelo “de ventana”, la cual es una unidad en sí misma que incluye el compresor, condensador, evaporador y ventiladores. Pero el gran cambio lo establece en la actualidad el equipo separado. El conocido Split donde la unidad ruidosa se coloca al exterior y la silenciosa, que entrega el aire frío o caliente, se instala en el interior del sitio a acondicionar.

 

 

 

 

 

 

 

 

Este tipo de equipo, dada su practicidad, aportó los principales cambios. Por ejemplo, los multisplit tienen una sola unidad generadora exterior que abastece a las unidades internas sean 2, 3, 4 o varias. También se crearon para las unidades exteriores los compresores INVERTIDOS, que mantienen la temperatura de confort modulando y evitando las cargas que se producen en el arranque y la parada.

Bien hasta aquí llegamos, pero la tecnología sigue avanzando para mejorar nuestras vidas.

Información brindada por la firma BIOCONFORT

 

Posts Relacionados