Electrocloración – Desinfección del agua de la piscina

La desinfección de agua representa uno de los grandes desafíos del siglo XXI. No solo en materia de potabilización, sino también en el tratamiento del agua de las piscinas. Uno de los métodos más fiables y efectivos de desinfección es la electrocloración, que se basa en producir hipoclorito sódico a partir de sal común disuelta en el agua con una concentración imperceptible para el bañista.

Este sistema es apto tanto para pequeñas piscinas de uso privado como para grandes piscinas de uso público, siendo Innowater una empresa con gran especialización y experiencia en soluciones de electrólisis.

La firma fabrica electrocloradores, incluyendo las propias células electrolíticas, para agua dulce y salada. Este grado de especialización les permite producir máquinas de gran capacidad para cualquier tipo y tamaño de proyecto (desde un spa hasta un parque acuático).

Con sus tres modelos de productos – doméstica, semi-industrial e industrial – logran cubrir las necesidades de los consumidores. Estos equipos se distinguen en el mercado porque utilizan técnicas más sólidas y evolucionadas. En particular, estos cloradores disponen de módulos de potencia sellados de alto rendimiento y baja disipación de calor que confieren una fiabilidad extraordinaria. Innowater también fabrica sus propias células bipolares de cualquier dimensión. Esto les permite suministrar equipos industriales de gran potencia manteniendo las mismas ventajas que los aparatos más pequeños en cuanto a facilidad de instalación, fiabilidad, servicio y mantenimiento.

FUENTES DE POTENCIA Y CÉLULAS BIPOLARES

Las fuentes de potencia utilizadas en el producto liberan muy poco calor y resisten condiciones de trabajo muy duras como las que se encuentran habitualmente en los natatorios. Además, permiten un control de la potencia de salida muy preciso, ya que los electrodos trabajan siempre en el punto óptimo de la curva de potencia. Como consecuencia, aumenta considerablemente la vida útil de los electrodos.

Las células bipolares presentan un rendimiento superior en comparación a las células convencionales. Una distribución de corriente mucho más eficiente les permite generar mayor cantidad de cloro con menor desgaste y con menor exposición a la acumulación de sal. Juntoa a la eficiencia de las fuentes de alimentación, los equipos de Innowater tienen un rendimiento total superior.

Estos equipos tienen numerosas ventajas respecto a la inyección de cloro comercial: de carácter económico, práctico, de eficacia, de seguridad, etc. Al generar cloro puro en forma gaseosa, su poder desinfectante es superior. La alta concentración de cloro existente en la célula destruye contaminantes que otros hipocloritos no pueden eliminar, como las cloraminas o los residuos orgánicos provenientes de las lociones y cremas corporales. Pero hay más. Gracias al fuerte campo eléctrico que existe en la célula, se proporciona un segundo campo desinfectante. El resultado final es un doble y más potente proceso de desinfección.

Para más información de cómo obtener su equipo, visite www.indalosecurity.com/piscinas

Posts Relacionados