El corazón de tu piscina es fundamental

En la siguiente nota ESPA Argentina describe la necesidad de emplear productos eco-eficientes para reducir consumo eléctrico y así lograr mantener el agua de las piscinas durante todo el año.

La empresa trabaja incansablemente para generar productos que sean amigables con el medio ambiente y desarrollar conciencia de la importancia en utilizar artefactos eco-eficientes para el manejo del agua. Su familia de productos para piletas abarca bombas y filtros, nado contra corriente, cloración salina y robots limpia piscinas; todo enfocado en cuidar el recurso más preciado: “El Agua”

Las bombas ESPA, línea Silen I, Silen S y Silen S2, otorgan máxima eficiencia energética (impactando en la reducción de costos), como también calidad homologada según normas europeas; reflejándose en su garantía de hasta 5 años.

Poseen protección IP 55, protector termo-amperimétrico incorporado, un condensador blindado y un modelo para cada necesidad, según requiera la piscina (residencial y/o institucional de gran tamaño). Su bajo consumo eléctrico y gran desempeño hidráulico, hace de la bomba un producto eco eficiente, generando un ahorro considerable de energía. Es un equipo completamente silencioso, capaz de funcionar de manera non-stop.

Respecto a los filtros de piscina ESPA, los mismos poseen tratamiento UV y una válvula de primera calidad (evitando que se produzca desgrano), la cual admite infinidad de ciclos por encima a lo estándar del mercado.

Remarcando nuevamente la eficiencia energética, que desde luego genera un impacto beneficioso en el resumen eléctrico, cabe señalar que estos sistemas aparte de ser fácilmente utilizables, son ideales para poder mantener el agua de la piscina todo el año, por su bajo costo energético y sin tener que cambiarla cada temporada. A su vez, si sumamos el sistema de cloración salina y la línea de robots limpia piscinas, estaremos cuidando y respetando un recurso tan valorado, escaso y necesario como lo es el agua.

Un caso práctico; estimemos que 500 viviendas poseen una piscina promedio, con una capacidad de 30.000 litros y deciden cambiar el agua anualmente. Si sacamos cuentas, estamos perdiendo, tirando, derrochando: al menos 15.000.000 de litros de agua. Sorprendente, ¿no?

+info
www.espa.com.ar

Posts Relacionados