Desde el Interior

 

Quilmes es uno de 135 municipios que integran la Provincia de Buenos Aires. Aproximadamente a 17 km de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la zona residencial quilmeña ha crecido considerablemente en estructura con las construcciones de edificios modernos. Una de ellas, a pocas cuadras del centro, fue concebida con materiales de última generación y espacios acordes a un estilo de vida vanguardista. Su pileta, que no es la excepción, es la tapa de esta edición.

La firma Natatorios CEN, empresa joven oriunda del partido de Berazategui, tuvo a cargo la construcción de la piscina principal y de la parquización que rodea al edificio. Los trabajos comenzaron en el mes de septiembre del año 2012 y la obra concluyó luego de sesenta días. Emplazada en el parque trasero, elevada a unos setenta centímetros del nivel del terreno y sobre el techo del estacionamiento subterráneo, la misma fue realizada en hormigón guntado h 30 y es un lugar de relax para todos los residentes.

De forma rectangular, las medidas son de once metros de largo por tres de ancho y una profundidad máxima cerca de la línea media de 1,40 m. En uno de sus laterales fue concebida una playa húmeda de tres metros de longitud por dos de ancho y treinta centímetros de profundidad. Al estar conectada con la piscina principal, es ideal para disfrutar del sol con los pies sumergidos en el agua y a la vez cumple la función de sector para niños.

Una de las características que la hace visualmente única es que un extremo del espejo de agua se encuentra dentro de la edificación, creando un cerramiento parcial de la misma. Una mampara de vidrio templado, a treinta centímetros por encima del borde del agua, separa el interior del exterior. Equipada con una caldera de ochenta mil calorías, el sector cubierto es ideal para seguir disfrutando de la piscina en días otoñales. Gracias al espacio libre de separación, la humedad no queda en el ambiente y el aire recircula manteniendo la temperatura agradable dentro del recinto que también sirve de acceso a la planta superior donde encontramos el gimnasio.

En el lado externo de la pileta, un desborde infinito pasa por debajo del deck de madera. El filtrado es a través de un sistema ionizador y el vaso está equipado con siete retornos, una boquilla de fondo y artefactos de acero inoxidable con iluminación led RGB regulable por control remoto. El revestimiento con venecitas de tonalidad verde de cinco centímetros de lado otorga un color único a la vista.

Alrededor, se plantaron árboles medianos con el doble objeto de cubrir la vista y ser un elemento de transición entre la pileta y los parques laterales. El tupido césped, plantas y demás arbustos son regados por un sistema integrado e inteligente. Compuesto por toberas y aspersores, el funcionamiento puede programarse mediante el tablero inteligente. Se incorporó un sensor de lluvia a efectos de no activar el riego en los días en que se producen precipitaciones.

En una instancia previa al proceso de parquización, se colocó una serie de membranas que recupera el agua del riego o de lluvia. Así, atraviesa una malla de filtrado que está por debajo de la base de tierra y es conducida por cañerías que la deposita en un tanque con capacidad para veinte mil litros. De esta forma, el consumo de agua se reduce drásticamente y hay un aporte concreto en el cuidado del medio ambiente.

 

+info www.natatorioscen.com.ar

Posts Relacionados