La Sombra y el Césped. Mantenimiento en Invierno.

Con la llegada del período invernal, las horas de sol se reducen y de igual manera aumentan las sombras que se proyectan sobre nuestro césped. Esto presupone un problema en nuestro jardín si queremos mantener la cobertura total con la alfombra verde natural. Se estima que alrededor del 25% de las superficies con césped en el Gran Buenos Aires soportan distintos grados de sombreado y este porcentaje se incrementa drásticamente en CABA, sin tener en cuenta el factor estacional.

Para maximizar las posibilidades de mantener el césped en épocas frías, Edin SA sugiere tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Las variedades más resistentes a la sombra, requieren un mínimo de 50% de luz filtrada ó un mínimo de 4 horas de luz directa para sobrevivir.

  • No todos los tipos de césped son iguales. Varias investigaciones independientes han concluido en el siguiente ranking de tolerancia a la sombra:
    Césped de verano; Grama Brasilera; Bermudas, Kikuyo y Dichondra.
    Césped de invierno: Festuca fina; Festuca alta; Ryegrass perenne.
  • Bajo árboles, las ramas no deben exceder los 3m para así permitir que la luz alcance el suelo. En caso que la copa sea de mayores dimensiones, se deberá podar o considerar la utilización de cubresuelos.
  • Los árboles de copa muy cerrada o con raíces superficiales generan muchos inconvenientes para el mantenimiento del césped. Si se puede optar y el objetivo es mantener la cobertura del césped hasta bajo el árbol, son mejores los de raíces profundas y copa más abierta.
  • Riegue temprano en la mañana en forma infrecuente y abundante, se debe mojar hasta aproximadamente los 16 cm de profundidad.
  • Corte alto de 6 a 7,5 cm el mayor tamaño de la hoja le permite capturar más luz.
  • Fertilice con la mitad de las dosis de nitrógeno recomendadas para áreas soleadas e incremente en un 50% el potasio.
  • Reduzca al mínimo el uso y tránsito en estas áreas.
  • Mantenga el área sombreada descompactada, realice aireaciones y arenados.
  • Finalmente muchas de estas áreas seguirán siendo problemáticas y será necesario si se quiere mantener el verde, considerar la reposición del césped como parte del mantenimiento.

Cuidar de nuestro césped en el invierno, además de tener un uso estético, es vital para poder aprovecharlo al máximo cuando lleguen los primeros calores y el verano.

+info
www.edin.com.ar