Tecnología en Filtros para Piscinas

Cuando pensamos en piscinas inmediatamente nos imaginamos agua turquesa cristalina y, sin duda, es lo que esperamos ver en nuestros propios proyectos. En esta nota te brindamos información útil sobre el filtrado, manejo del filtro y algunas novedades.

Tratamiento físico del agua. Conservar el agua siempre cristalina implica realizar un buen tratamiento físico del agua y, lógicamente, combinarlo con un correcto tratamiento químico o método alternativo de desinfección. La filtración es el proceso principal en el tratamiento físico del agua de la piscina y consiste en remover las partículas insolubles que se encuentran en el agua. Una buena filtración torna el agua más agradable, atractiva, segura y también reduce la necesidad de uso de productos químicos. Los filtros pueden utilizar distintos medios filtrantes. En Argentina los más conocidos son los de cuarzo y antracita con retención principalmente de partículas mayores a 20 µ. Estos equipos son muy fáciles de operar y son de bajo mantenimiento. Para una mejor performance del filtro es importante utilizar material filtrante (cuarzo) de granulometría homogénea (malla N°20). En segundo lugar se encuentran los filtros de papel con capacidad de retención de partículas menores a 20 µ, ideales para equipos portátiles.

Correcto dimensionamiento. Otros factores que determinan la calidad del filtrado son la velocidad a la que pasa el agua por el medio filtrante y la tasa de recirculación, o sea la cantidad de veces que el total del volumen de la piscina pasa por el filtro en un día.  Así a mayor área de filtrado, mayor caudal admisible y como resultado mayor volumen de filtrado. Es por ello que a la hora de seleccionar el filtro adecuado para la piscina que se está proyectando lo primero que debemos saber es el volumen de agua de la piscina. Y en función de dicho volumen seleccionar el equipo filtrante más adecuado.

Las funciones del filtro. Los filtros de hoy están equipados con multiválvulas selectoras que integran todas las funciones en un solo mando, que con un solo movimiento permiten seleccionar cualquiera de sus 6 funciones.

 

Filtrar: Permite la retención de impurezas. Es la función principal del filtro.

 

Retrolavar: Función de limpieza del filtro, el cual consiste en hacer circular el agua en sentido inverso expulsando la suciedad al desagüe.

 

Enjuagar: Inmediatamente después del retrolavado, se hace circular el agua en sentido del filtrado pero expulsando el agua hacia el desagüe, acomoda la carga y elimina suciedad atrapada.

 

Desagotar: El agua movida por la bomba va al desagüe sin pasar por el material filtrante del filtro.

 

Recircular: Permite el movimiento del agua de la piscina sin pasar por el material filtrante, esta función se utiliza especialmente para mezclar los químicos de la piscina.

 

Cerrar: En esta posición no hay circulación de agua en ningún sentido.

 

Tecnologías constructivas de los filtros. Actualmente los filtros más modernos se fabrican por el proceso de soplado. Esta tecnología de punta permite obtener productos de excelentes prestaciones, alta resistencia y larga vida útil a precios muy accesibles.

Línea completa de filtros soplados. Recientemente, la firma Vulcano hizo el lanzamiento del filtro soplado para piscinas modelo VC-250 TOP, que sumado a su últimos lanzamientos VC-200, VC-100 y VC-20 forman una línea completa que permite equipar piscinas desde 20.000 litros hasta 250.000 litros.

+info

www.vulcano-sa.com

 

Posts Relacionados