Plantas, Interior, Cuidados.

Las “Plantas de Interior”, como lo define la palabra, son plantas que deben crecer bajo cubierta (techos) en ambientes internos. Este grupo de plantas no se debe confundir con aquellas plantas que se cultivan en macetas, ya sea en un balcón o en nuestro jardín y que, en otoño o invierno, ante temperaturas muy frías, por tiempos limitados las ponemos dentro de la casa.

Entre los diversos cuidados que debemos mantener se pueden citar:

La temperatura: El origen de este grupo de plantas al ser en su mayoría de regiones climáticas Tropicales a Subtropicales, necesitan un rango de temperaturas en el ambiente entre 15º y 25º.
La humedad: Si bien este factor no es tan controlable, inclusive en períodos de primaveras tardías y veranos, la humedad ambiental sugerida según las especies y el grado de circulación atmosférica (lejos de puertas o ventanas que generen circulación de viento) es entre el 40 % y el 60%.
La maceta o contenedor: Para el tamaño de la maceta, se recomiendan aquellos asociados al grado de desarrollo final de las raíces en las plantas maduras. Inclusive en algunos casos, en la medida que la planta crece debería considerarse un trasplante a recipientes mayores.
Control de plagas: En lo posible, aplicar productos naturales, evitando el uso excesivo de biocidas sintéticos.
La luz: Todas las plantas necesitan luz para poder realizar el proceso de la fotosíntesis y de esta forma crecer. Según el tipo de planta, requieren una intensidad de luz diferente aunque como tendencia, al ser originarias en su mayoría del “sotobosque selvático” requieren intensidades medias a bajas.
Fertilizantes: Es necesario utilizar sustratos que en su composición tengan una fertilización de base, que provea nitrógeno, azufre y fósforo en forma limitada por un tiempo. Esa cantidad limitada se relaciona con no aumentar la salinidad de los sustratos afectando la respuesta de las plantas.

Un punto que merece mayor atención es la elección del sustrato a utilizar. Éste debe tener una distribución de tamaño de poros que garanticen la proporción de agua y aire adecuadas en la cercanía de las raíces. En el “Departamento de Desarrollo de Terrafertil S.A”, se realizan caracterizaciones de los sustratos para conocer esta propiedad generando los “blend” necesarios de insumos utilizados con la finalidad de obtener la arquitectura de poros acorde con la altura de los contenedores. La retención de agua que presentan estos sustratos, además de garantiza su abastecimiento, mantiene la temperatura en las raíces ante variaciones en la temperatura ambiental, debido a la mayor capacidad calórica del agua.

Agradecemos la colaboración del Ing. Agr. M. Sc. Héctor A. Svartz, Asesor Senior de Terrafertil S.A.

+info
www.terrafertil.com

Posts Relacionados