Escuela de Natación

La institución escolar Organe Day School quiso incorporar el natatorio dentro de su establecimiento educativo. Los beneficios asociados con esta actividad son especialmente importantes en el desarrollo y ejercicio de los niños. Por esa razón, confiaron en la empresa Piscinas Contynua para llevar adelante la construcción de este espacio acuático.

La obra tuvo dos grandes desafíos por sortear. Desde el diseño, debía incorporarse lo más natural posible a la arquitectura del lugar; desde lo constructivo, todo el proceso se tenía que realizar en un lugar donde las oficinas y aulas estaban funcionando.

En el momento de la excavación, tuvieron que coordinar varios camiones para la extracción y traslado de la tierra y lograr un proceso continuo. Para que la piscina sea duradera en su base se utilizó una doble armadura con enrejado de 20 x 20 reforzado con vigas a lo largo y en orientación transversales. Luego se cubrió la estructura con hormigón elaborado H30 proyectado.

La piscina mide 18 metros de largo por 6 metros de ancho, con una profundidad que va desde los 1.25 metros hasta 1.5 metros de profundidad y tiene un volumen total aproximado de 145 m3. Con el objeto de facilitar el mantenimiento, se construyeron dos desbordes Finlandés sobre dos lados en forma de L. En combinación con potentes bombas, el sistema de filtrado y un ionizador purificador, el agua circula y se mantiene limpia por más tiempo.

Para el interior, se utilizaron dos tipos de revestimientos. En el piso del vaso se aplicó un revestimiento en base a mármol pulido, y sobre la pared venecitas de color beige. También se demarcaron 3 carriles en el fondo para los nadadores. Para el solárium, instalaron baldosas especiales atérmicas y antideslizantes.

El espacio que ocupa la piscina era un segundo lote anexado que funcionaba como patio al descubierto, cerca del pulmón de manzana. Con el objeto de logar una continuación del edificio principal sin rescindir la luz natural y al mismo tiempo cerrar el espacio, Piscinas Contynua propuso invertir en un cerramiento telescópico traslúcido y la instalación de un sistema de climatización a gas. Esta decisión tuvo como beneficio prolongar el uso de la piscina durante los climas fríos del año.

Se dejó un espacio al costado para facilitar el paso de los niños y la comunicación entre los edificios. Un cerco de hierro limita con la pileta y sirve como elemento de seguridad para todos los que pasan por allí. Luego de casi 5 meses de trabajo, Piscinas Contyna entregó la piscina justo a tiempo para el comienzo de la temporada de colonias. Los niños que asisten están más que agradecidos.

www.piscinascontynua.com.ar