Componer Jardines en Época Invernal

De las cuatro estaciones bien diferenciadas que vivimos en Argentina, muchas personas tienen la “creencia” de que el invierno es una de las más duras para la naturaleza. Esta es una de las estaciones donde “se cree” que lo que menos vamos a encontrar son flores y colores, y quizás terminamos creando un espacio que no es el que queremos vivir ni disfrutar todo el año. Definitivamente el invierno es una etapa del año en la cual podemos seguir apreciando el color en todos sus tonos, en la que también podremos disfrutar de las flores, los aromas y de los placeres que nos ofrece nuestra amada naturaleza.

La elección correcta de las especies es un pilar fundamental para desterrar el mito de que las plantas sólo florecen en primavera. Es cuestión de animarse y de conocer las especies aptas.

Aquí van algunas de ellas:

Bergenia Crassifolia (u “Hortensia de Invierno”)
Es un claro ejemplo. Esta especie tiene una gran resistencia al frío, por ser originaria del Himalaya y la Siberia, y en las épocas frías la encontraremos directamente en flor. Aportando además un toque de aroma en nuestro jardín o balcón.

 

Viburnum Tinus
Un arbusto persistente, con silueta de porte columnar y floración perfumada en invierno. Entre los arbustos que florecen en esta época encontramos también a la Camelia Japónica y a las Polígalas.

 

Crisantemos
Una especie ideal para plantar en aquellos canteros donde impera el sol y queremos sumar color. Esta planta es una herbácea perenne de floración profusa. Se sugiere crear una buena densidad de plantación para causar impacto en el paisaje.

 

Violas y Primulas
Éstas son plantas llamadas “de estación” y son precisamente las que más florecen en el invierno. Las primeras necesitan un lugar donde se proyecte más el sol y las segundas necesitan espacios sombríos.
Todos los grupos de plantas tienen su fundamento, y en el caso de éstas es la posibilidad de aportar rápidamente mucho color y por varios meses, quizás como pocas herbáceas perennes pueden darnos.

 

Gramíneas Microtérmicas
Éstos son los pastos ornamentales que tienen su época de esplendor en esta estación. Los mismos lograrán un estilo silvestre, y aportarán soltura y movimiento a cualquier espacio, incluso en terrazas ya que una de sus virtudes es que prácticamente no requieren mantenimiento. Afortunadamente no son plantas sus-ceptibles a plagas o enfermedades y no precisan de fertilización, a excepción de algunos “ajustes” como ciertas podas a finales del verano. Las especies sugeridas son Stipa Caudata, Leymus Condensatus, Calamagrostis Acutiflora y Poa Iridifolia.

 

Hortícolas
El corazón de la huerta es la siembra, por lo tanto – más allá de las plantas ornamentales – si lo que se quiere es crear una huerta, el invierno es ideal para sembrar brócoli, cebolla, ajo, espinaca, zanahorias y kale; así como también todos los géneros de las familias botánicas de las crucíferas, las quenopodiáceas (remolacha, acelga) y las liliáceas (ciboulette, entre otras).

 

 

Es importante tener en cuenta que no sólo podemos aportar color con la floración de estas especies, sino que además podremos aportar diseño con los frutos decorativos de los arbustos, como las bayas de los Aligustres, o el Cotoneaster que es sumamente interesante por sus frutos de color rojo vivo que persisten durante todo el período invernal. El Madroño y el Acebo son otras especies arbustivas con las cuales también el jardín cobrará interés deslumbrando el ojo de cualquier observador.

El invierno también es un momento para estar atentos y proteger nuestras plantas. Es clave cubrir los canteros con mulch (capa de mantillo o chips de corteza de árbol), para cuidar no solamente las raíces (parte subterránea) sino sus cuellos (parte aérea) de posibles heladas. También es época propicia para cubrir las especies sensibles a las heladas con tela – antihelada hasta la época cálida.
Por último, las épocas frías son primordiales – a la hora de parquizar – para plantar árboles y arbustos caducos (que conseguiremos a mejor precio), cualquier especie de rosal, y frutales que también podremos obtener a raíz desnuda disminuyendo así considerablemente su precio en el mercado.

Cuando se trata de diseñar un espacio verde inspirador, aportar color y sumar textura no importa la época del año. Aún en invierno podremos crear un espacio sano y lleno de vida.

Agradecemos enormemente el aporte del Paisajista Ernesto Pittavino.

+info
facebook Passionario Oficial
Instagram @passionario_oficial