Buenas prácticas para la arquitectura del paisaje

Las Buenas Practicas se denominan al conjunto de técnicas, métodos o prácticas, considerados por los profesionales como los más indicados para una disciplina determinada. En esta nota vamos a enumerar algunas acciones y elementos de fácil implementación en el diseño de espacios exteriores para el ámbito residencial.

 

USO DEL SUELO Y TRATAMIENTO DE AGUAS DE LLUVIA

El primer paso a dar al planificar el diseño de un espacio residencial es definir el uso del suelo. Para mantener un terreno saludable es necesario limitar el área impermeable y dejar espacios amplios por donde el agua pueda infiltrar el suelo y volver a las capas freáticas. Es de considerar la incorporación de pozos blancos que aumentarían la recuperación del agua de lluvia a la napa freática.

Los canteros y otras áreas de plantaciones directas en el suelo son la mejor manera de garantizar la rápida absorción del agua. Es esencial usar pavimentos permeables siempre que sea posible; en el mercado hay una gran variedad en diseño y materiales disponibles para satisfacer todas las necesidades y gustos.

Para senderos vehiculares y peatonales, es recomendable utilizar granza y piedritas sobre suelo compactado y cubierto con manta goetextil que evita en gran medida el crecimiento de malezas. También se pueden ubicar baldosas directamente sobre suelo compactado, cubierto con manta geotextil y con base de arena. Bloques para césped son excelentes para soportar el peso vehicular. El concreto permeable y los pisos de caucho reciclado permeables son las nuevas opciones de vanguardia para zonas de alto impacto.

Los Jardines de Lluvia son soluciones prácticas, eficientes y estéticas para la problemática de las inundaciones en las casas. La mitigación de aguas pluviales se conforma por sistemas de recolección y purificación del agua de lluvia y su subsecuente reposición en las reservas acuíferas subterráneas. Otra opción son los barriles de lluvia, donde se capta el agua que cae, por ejemplo, en los techos y se acumula para usar posteriormente para el riego.

SELECCIÓN DEL MATERIAL VEGETAL

Las plantas se pueden utilizar de manera ornamental y funcional: además de su valor estético, también ayudan a disminuir la contaminación acústica, provocan una regulación de la temperatura y evitan que el suelo se erosione.

Plantas Nativas: Las plantas nativas en el diseño del paisaje proporcionan múltiples beneficios adicionales para las personas, la vida silvestre y el ambiente en general. Requieren menos fertilizantes, menos pesticidas, ayudan a mantener el aire más limpio y requieren menos agua de riego. Además, proporcionan refugio y alimento para aves, apoyan a los polinizadores, promueven la biodiversidad y sostienen nuestro patrimonio natural.

Techos y Paredes Verdes: Entre los beneficios de los jardines verticales y los techos verdes, podemos resaltar la disminución de la calefacción y el aire acondicionado en el interior de los edificios, el aumento del tiempo de duración de la impermeabilización de los techos y la disminución del agua de lluvia que llega al suelo.

Praderas: Es igualmente importante reflexionar sobre el sobre uso extensivo del césped. Como alternativa, se vienen popularizando las plantaciones de praderas nativas, que también se pueden cortar para lograr áreas amplias para juegos y otros usos, pero que además proporcionan color al jardín y son un atractivo para aves y mariposas.

 

ENERGIAS ALTERNATIVAS

Varios sistemas de captación de energía solar ofrecen soluciones accesibles para el calentamiento de agua, calefacción y generación de electricidad, tanto para el uso residencial como para áreas públicas. Hay disponibles una variedad cada vez más grande de calefones solares, para uso doméstico y para piscinas. Las luminarias y faroles solares son elementos muy buscados por su bajo costo a largo plazo.

HUERTAS URBANAS Y DE PEQUEÑA ESCALA

La agricultura produce gran cantidad y variedad de los alimentos imprescindibles para la vida del hombre sobre el planeta. La producción de comida en áreas urbanas, además de garantizar la supervivencia humana, promueve la organización comunitaria. No es casual que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, haya declarado que el apoyo y promoción de la Agricultura Urbana constituye uno de los objetivos principales de este siglo y que las cosechas orgánicas a menor escala son la mejor forma de alimentar al mundo.

 

REDUCIR, REUTILIZAR Y RECICLAR

Convertir la basura en un recurso es una de las claves de una economía circular. Es necesario mejorar la gestión de residuos, estimular la innovación en el reciclaje, limitar el uso de vertederos y crear incentivos para cambiar el comportamiento del consumidor. Si volvemos a fabricar, reutilizar y reciclar, y si los desechos de una industria se convierten en materia prima de otra, podemos pasar a una economía más circular en la que los residuos se eliminan y los recursos se utilizan de manera eficiente y sostenible. Queremos inspirar a los lectores a reutilizar, demostrándoles como con un poco de creatividad e imaginación se pueden usar elementos de forma no tan obvio a la primera mirada. ¡El tema subyacente es RE-INOVAR!

 

Agradecemos la colaboración de

Arq. Paisajista María Aragao

Lic. En Planificación y Diseño del Paisaje Lorena Allemanni

Arq. Paisajista y Presidente del CAAP – Centro Argentino de Arquitectos Paisajistas, Verónica Fabio.

+ información en www.caapaisajistas.org.ar